¿Qué cámara me compro? ¿Qué cámara TE compras?!

Posted by in Blog

Este artículo/entrada nace, podríamos decir, de la necesidad de mucha gente que quiere acceder al mundo de la fotografía de una forma u otra. En los últimos meses me ha venido gente conocida con la misma pregunta, ¿Qué cámara me compro? Al dar siempre la misma respuesta por mi parte, considero que es una forma de estandarizar esta respuesta.
Debido al exceso de información que circula por la red con respecto a esta temática simplemente voy a centrarme en dar mi versión y experiencia personal, desde el punto de vista de usuario y siempre como una orientación y nunca como una imposición de modelos y mucho menos de marcas. Por mi parte, el cansado debate de Canon o Nikon, no va a tener ninguna referencia. Si que va a haber una variable fija y determinante, que como todo en la vida, es el presupuesto, ya sean €, $ o £…
Aclarar también, que vamos a hablar desde el punto vista de cámaras réflex, ya que para el mercado de las compactas sería necesaria otra entrada con similar extensión. Así que vamos a partir de la base de que todo aquel que se haga la pregunta en cuestión sabe la diferencia entre estas dos clases de cámaras.

Empezamos…

Presupuesto

Como bien se comentaba en la introducción, esta es la variable principal que va a determinar tu inversión.
Podríamos diferenciar tres rangos de precios en relación con el «nivel» de cada usuario
Iniciación: 500-1000 €
Amateur: 1000-3000 €
Profesional: por encima de los 3000 €

Una vez identificado tu rango y nivel, acoplarás tu elección a tu presupuesto

Necesidades

A parte del presupuesto, una de las cosas que tenemos que tener clara son las necesidades que tenemos a la hora de comprar una cámara u otra de un precio determinado, además de tener claro el uso que vamos a darle. Inevitablemente esto va a unido a la elección de un presupuesto u otro.
Podemos comprarnos la mejor réflex del mercado sin tener idea de lo que significa la técnica fotográfica. Si es así y decides tener una réflex considero y recomiendo apuntarse a un curso básico, o cualquier tutorial/video que pueda circular por la red, en los que te enseñan muy bien a conocer el funcionamiento de la cámara y a familiarizarte con palabras tales como apertura, diafragma, tiempo de exposición e ISO.
También puede ser que tengas una ligera idea de estos conceptos y que la fotografía hay que practicar la parte técnica.
También está la corriente más o menos moderna, de que todo el mundo se quiere comprar una réflex, donde predomina mayoritariamente el usuario que no sólo es que no tenga ni idea de los conceptos que hablábamos más arriba; como diafragma, exposición, etc., si no que además no tienen ningún interés por aprender.
No seré yo quien les diga lo que hacer con su dinero, pero sí que sería interesante que para gastarte 500 € como mínimo y utilizar una cámara réflex para disparar en modo automático, o con el «cuadradito verde», a parte de ahorrarse esa cantidad de dinero, también se ahorrarían espacio para guardarla y peso para transportarla.

Opciones que ofrece el mercado

Si ya tenemos claro el presupuesto y que realmente queremos una cámara réflex, el siguiente paso sería darse una vuelta por las tiendas, online o físicas. Hay gran variedad de ambas.
Lo ideal es que buscando en los apartados online de las tiendas puedes ir haciendo una primera búsqueda, para cuando tengas unos 3 modelos mirados, como máximo, lo acercarte a la tienda en cuestión para ver el producto y que te asesoren allí.
Decimos un máximo de 3 modelos porque más creo sería liarse demasiado y a la hora de tomar una decisión entrarían demasiadas variables. Y ojo también con dejarse asesorar en según qué tiendas. Sobre todo en los grandes almacenes, donde se supone que debería ser gente con un mínimo de conocimientos, pero si en algún momento escuchas cosas similares a que «esta cámara hace muy buenas fotos» o «esta cámara es que hace postales» ten por seguro que el individu@ sabe menos incluso que tú…

Experiencia personal

Cuando decidí dar el paso al mundo réflex tenía muy claro que iba a exprimir al máximo la cámara que me comprara. Tenía una compacta con un modo manual que me permitió experimentar por mi cuenta qué cosas hacía la cámara si jugaba con el tiempo de exposición y la apertura (esa f que veía en la pantalla y que no sabía si quiera qué era un diafragma).
Así qué siguiendo los pasos que os estoy contando me decanté por la compra de una Canon 400 D.

frontview

Me apunté a mi primer curso de fotografía, con lo cual afiancé un poquito más los mínimos conceptos que por mi cuenta había adquirido, y aprendí otros nuevos que me han venido muy bien.
A los tres años empecé a darle vueltas a la cuestión y veía que la cámara se quedaba un poco corta en cuanto a prestaciones, teniendo en cuenta que había adquirido algo de nivel técnico. Por ejemplo mi 400 D no grababa video y empezaba a picarme el gusanillo. Así que empecé a estudiar de nuevo el mercado y mi posible presupuesto. Seguí mirando Canon por el hecho de que ya la conocía y el resultado había sido más que satisfactorio. Así que dí el salto a la 7D, supuestamente el tope correspondiente para el sector amateur, la siguiente era la 5D, más enfocada a un uso profesional y con una diferencia mínima de unos 1000 € más.

Front

La 7D me daba muchas características que con el paso del tiempo en la 400 D echaba en falta. Esto es como todo, una mejor cámara no te va a hacer fotos mejores ni postales como decía aquélla de la tienda, pero sí es cierto que cuanto más azúcar más dulce. La 7D me permite hacerle un uso sobrado como aficionado, y tiene la suficiente calidad como para poder permitirme el lujo de hacer algún trabajillo que me puedan pedir con buenos resultados.
Pero al poco de tener mi 7D empecé a echar en falta algo más práctico, mejor dicho más transportable… La 7D está alrededor de los 2 kg dependiendo el objetivo que lleve y demás accesorios. Lo que te obliga a llevar siempre la correspondiente riñonera o mochila si no quieres acabar con una buena contractura en el cuello. Echaba en falta la comodidad que supone una compacta. Así que me hice con una muy completa, ya que tenía todas las opciones de disparo de una réflex, pudiendo disparar en modo manual y sus demás ventajas. Seguí con Canon y la elegida fue una G12. He de confesar que fue un poco capricho, pero estoy muy contento con mi capricho.

canon-powershot-g12750-500x374

Conclusiones

Para terminar y como hemos ido diciendo a lo largo de todas estas letras, el presupuesto es que lo que va determinar una elección u otra.
Como hemos dicho sobre las marcas, cualquiera dentro del rango de precios suele estar a la par. Sí que es verdad que las dos grandes son Canon y Nikon, aunque demás casas como Sony, Pentax, etc. no tienen mucho que envidiarles, y puedes encontrar características en éstas que en las dos grandes no las tengas o suponga el paso a un modelo superior.
Remarcar el uso que le vayamos a hacer; si la vamos a sacar «a pasear» los domingos a la cervecita no os recomendaría la inversión en una réflex, sino una compacta. Iréis más tranquilos, más cómodos y ligeros a tomar esa cervecita.
Importantísimo también el lado autodidacta que tiene este hobby. Hay inmensa cantidad de información, tutoriales, vídeos… La red está plagada. También hay muy buenos libros en los que te enseñan la parte técnica del funcionamiento de la cámara, y se completan muy bien introduciendo a los temas de composición y creatividad.

Pues aquí tenéis mi «guía» para elegir una cámara réflex. Quizá pueda pecar de ambiguo por no hablar de modelos en cuestión, pero no era esa la idea como bien he dicho. Meterme en un modelo u otro de una marca determinada hubiera sido escribir sobre algo que no tengo mucha idea. Porque recomendaros que os compréis lo que yo utilizo me parece que no es lo más lógico. Por lo que una vez tengáis claras vuestras pretensiones y posibilidades elegid en consonancia a ello.
Reviews de todos los modelos del mercado los podéis encontrar en la red también, con completas explicaciones y ejemplos visuales de todas sus características.

Como he dicho espero que os sirva de algo. Cualquier duda que podáis tener estaré encantado resolver utilizando el Contacto.

Gracias!